domingo, 21 de noviembre de 2010

El ejercicio en las sociedades pre-agricolas

En las sociedades modernas el ejercicio físico se ha convertido para la mayoría de las personas en una actividad extraordinaria, separada de las otras tareas diarias, en una actividad para mejorar la resistencia física, la fuerza y/o flexibilidad del cuerpo. En contraste, el ejercicio físico era un aspecto obligatorio en la existencia de nuestros ancestros ya que cazar, recolectar, transportar, cavar y escapar de los predadores era una actividad diaria e integral de la cual dependía la supervivencia de la persona.

En la actualidad los aparatos de ahorro de trabajo en la casa y lugar de trabajo, el transporte motorizado y las actividades recreativas son cada vez más sedentarias y han reducido substancialmente el esfuerzo físico obligatorio a muy por debajo del nivel obtenido cuando se seleccionó el genoma humano.  La constitución genética de hombres y mujeres contemporáneos ha cambiado relativamente poco en los últimos 50 mil años. Sin embargo, los cambios sociales asociados con la agricultura y la industrialización reciente han sido enormes.

EL gráfico de abajo muestra la condición física del hombre actual comparada con aquella de hombres actuales que viven en condiciones parecidas a las de nuestros antepasados. Se misio la capacidad aeróbica máxima (consumo máximo de oxigeno).
Nótese que según estas mediciones la capacidad física aeróbica del hombre moderno es catalogada como "POBRE," mientras que un Masai tiene una clasificación de EXCELENTE o un Indio de Venezuela de Buena tirando a MUY BUENA



En 1995, el American College of Sports Medicine (ACSM) recomendo participar en actividades físicas por 3-5 días por semana.La ACSM sugiere que las personas acumulen 30 minutos de actividad física la mayoría de los días de la semana. La actividad no tiene que ser continuada, y puede ser de intensidad moderada (equivalente a caminar a 4.8km/h).

Una comparación de estas recomendaciones con una estimación del esfuerzo físico que nuestros antepasados muestra una gran discrepancia en lo que el organismo esta programado genéticamente para hacer y lo que realmente hace. Un varón de 70kg que camina a 4.8km por hora durante 30min (1.5 millas) gasta un total de -628kj (-150Kcal). Añadiendo estos 628Kj a los -2574Kj (615Kcal) que un oficinista típicamente gasta en actividades diarias totaliza 3202kj/d (45.7Kj/kg/d), un valor que satisface las recomendaciones de la ACSM. Un hombre !Kung gasta en promedio (82Kj/kg/d). Un Ache (125Kj/kg/d). Las diferencias son abismales. Las recomendaciones de la ACSM representan solo el 44% del gasto energético observado entre los cazadores-recolectores actuales y casi con seguridad muy por debajo de nuestros ancestros preagrícolas

Desde una mirada evolucionista, nuestra existencia actual, sedentaria, de bajo gasto energético, es una aberración para lo cual el codigo genético no esta adaptado (los cambios genético en el ADN humano toman mucho tiempo para producirse)

Grafico tomado de:
L. Cordain, R.W. Gotshall, S. Boyd Eaton, S. Boyd Eaton III, International Journal of Sports Medicine. (1998);vol. 19: pp 328–335.

No hay comentarios:

Publicar un comentario